El deporte en los niños en edades entre los 4 y 8 años

Es esencial que conozcas y entiendas la importancia del deporte en el desarrollo general de tu hijo, ya que esta actividad representa una valiosa experiencia para prender, siendo un agente para socializar con otros infantes. Los deportes le resultarán de gran ayuda en el desarrollo de tu hijo.

EL DEPORTE EN LOS NIÑOSEl deporte es una muy buena ayuda para el desarrollo social y motriz de tu hijo, por lo tanto es de gran importancia que incluyas en su educación general el deporte, motiva a tu pequeño a practicar alguna actividad deportiva, con ello le estarás ayudando a mantener su cuerpo ágil y su mente sana. La edad ideal para que tu hijo inicie en alguna disciplina deportiva, son los cuatro años; puesto que a esa edad ya tienen afirmados ciertas combinaciones y movimientos motrices, dándole la oportunidad de iniciarse en algunos deportes como: la gimnasia, natación, patinaje, entre otros. Es importante que tu hijo cuente con tu apoyo y un excelente profesor en la disciplina deportiva que vaya a iniciarse.

Cuando tu hijo ya tiene los ocho años, sus habilidades al coordinar sus movimientos se hacen más precisos y mejoran notablemente. En caso de las niñas se desenvuelven con movimientos más exactos en actividades rítmicas. Por el contrario si tienes un hijo, a esta edad será capaz de lanzar, correr, por ejemplo puede practicar: ciclismo, artes marciales, fútbol, atletismo, etc.)

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a elegir un deporte?

Dale a conocer a tu hijo algunas disciplinas deportivas, puedes hacerlo a través de películas o libros especializados; aunque lo más recomendable es que puedas llevarlo a algunos partidos deportivos, para que él vea que te interesan los deportes. Si tu hijo se interesa por algún deporte, trata de suministrarle los elementos apropiados para practicar ese deporte, inscríbelo en una academia especializada. Es importante que tu hijo juegue con otros niños de su misma edad, para que él pueda conocer cuáles son sus limitaciones y alcances, y para que aprenda el concepto de perder y ganar. Jugar sólo contigo no le será beneficioso, puesto que inevitablemente la tendencia será a darle la ventaja en el juego.

El deporte como parte de la formación educativa del niño

Incluir a tu hijo en cualquier deporte (siempre que él esté de acuerdo) le será beneficioso porque el deporte tiene un carácter formativo y educativo de mucha importancia para tu hijo. Con el deporte tu hijo se dará cuenta que dentro del juego existen reglas y normativas que deben cumplirse para poder practicar ese deporte. Finalmente fomentará sus bases para entender cómo funciona la sociedad en general, y él como participante activo de la misma, también debe cumplir muchas reglas para su correcto y satisfactorio desenvolvimiento dentro de la sociedad.

Deportes de alta concentración

Si tu hijo es muy extrovertido, con tendencia a distraerse con facilidad por tener una atención muy dispersa, lo recomendable es que practique alguna disciplina deportiva que requiera de mucha concentración como el ping pong, el tenis, la natación, etc. Los deportes de gran concentración le servirán para aprender a dedicar la atención necesaria para las actividades que vaya a realizar.

El deporte para ayudar a tu hijo a socializar

Debido a que a través del deporte los niños aprenden a cooperar con otros chicos, a entenderse con otros niños de su edad, aprenden a ser seguidores o líderes; el deporte representa bastante positivo para que tu hijo aprenda a socializar con otros niños y más aún si tu hijo es introvertido, inseguro de sí mismo o es hijo único, por favor no dudes en incluirlo y animarlo a practicar algún deporte, verás los maravillosos resultados positivos que tendrás en su desarrollo y desenvolvimiento social.

No lo obligues a practicar un deporte sólo porque lo deseas

Recuerda que la idea de practicar algún deporte debe provenir de tu hijo, nunca debes obligarlo a practicar un deporte con el que no se sienta cómodo ni a gusto. Los momentos en que tu hijo practique su deporte, deben ser agradables, placenteros y satisfactorios para sí mismo; si por el contrario lo obligas, en cuanto tenga la oportunidad va abandonar el deporte por resultarle fastidioso. No olvides que tu hijo practicará aquel deporte en el que pueda entretenerse y sea interesante para él, puesto que a esa edad no entienden mucho cuando le dices: practica deporte porque te hace bien y es necesario para ti.

¿Quieres dejar un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.